BISAGRAS NÁUTICAS

Las bisagras náuticas son elementos que están conformados por dos piezas que tienen un eje en común que les facilita moverse simultáneamente, con el propósito de unificar dos partes. Las bisagras son conocidas como pernio o gozne y es un herraje que facilita la apertura y el cierre de las ventanas y las puertas. Existen diferentes clases de bisagras con una serie de distintos materiales, ya sea bronce, acero, cinc, o plástico, y entre ellos se encuentran las bisagras náuticas que facilitan una apertura de aproximadamente unos 180° y se instalan con gran facilidad.20752100.png

Tipos de Bisagras Náuticas

Existe una gran variedad de bisagras náuticas y sobre las cuales se presentan a continuación las más comunes:

Bisagras de libro: son las Bisagras Náuticas más usuales por ser funcionales y sencillas, pueden ser de latón, cincadas o rústicas y con una serie de tamaños, aunque todas tienen la misma función, estas suelen abrirse como dos hojas de un libro y son atornilladas en los laterales de los tableros a juntar. La instalación es muy simple y fácil y su peso es totalmente ligero.

Bisagras de piano: Se les da este nombre porque su mecanismo es igual al de las teclas de un piano; cuentan con el mismo diseño que las bisagras de libro, pero de una gran longitud. Son unas bisagras de gran resistencia, ya que se encuentran sujetas por una serie de tornillos.

Bisagras Náuticas desmontables: son empleadas en las colocaciones sobre las que se deseen desmontar la unión sin tener necesidad separar los tornillos; disponen de un pasador que al retirarlo se desmonta la bisagra; son muy beneficiosas porque se pueden montar y desmontar tantas veces como lo requiera.

Bisagras de Pernio: Estas son usadas para puertas y ventanas. Son algo complejas de instalar, ya que se requieren de accesorios concretos para el mismo. También existen para puertas pequeñas que únicamente necesitan de dos tornillos de rosca métrica o rosca madera.

Bisagras Náuticas de doble acción: son utilizadas en puertas en las que se requiere una doble apertura; estas conceden abrir la puerta en ambas direcciones y la misma siempre retorna a su lugar; son sumamente sencillas de montar, ya que solo debe ser atornillada al cerco y al canto de la puerta.

Bisagras ocultas o invisibles: son empleadas cuando se necesita que dos tableros abran como si fueran las hojas de un libro, pero que no sea visto por el lado exterior de la puerta; disponen de dos cilindros estriados que van encajados en los cantos de los tableros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *