Cómo utilizar el equipo de radio VHF a bordo de nuestro barco

La radio VHF que todo barco debe llevar es un elemento fundamental de seguridad marítima. El equipo de radio VHF que tenemos instalado en nuestro barco debe utilizarse bajo una normas reglamentadas. En este artículo vamos a hacer un resumen de como utilizar nuestro equipo de radio VHF correctamente.  

Empecemos poniendo un ejemplo de cómo hacer una comunicación, luego haremos comentarios que aporten algo al ejemplo expuesto. Utilizando un canal que esté libre -si está ocupado se debe esperar a que termine- el locutor de la estación VHF que llama empezará la comunicación así:

(Barco) MORRO HABANA, MORRO HABANA, MORRO HABANA. AQUÍ EL SEA GIPSY, SEA GIPSY, SEA GIPSY. CAMBIO.  

(Costera) SEA GIPSY, SEA GIPSY, SEA GIPSY. AQUÍ MORRO HABANA. PASE AL CANAL (y nos dicen el número del canal disponible)

(Barco) Ya en el canal que le han indicado: MORRO HABANA, AQUÍ EL SEA GIPSY, Quisiera… etc. (pide conferencia telefónica, información meteorológica o la información requerida.. etc.)

Si no obtenemos respuesta en la primera llamada, podremos repetir la llamada hasta 3 veces con un intervalo de tiempo de dos minutos entre llamadas. De la misma forma se ha de proceder cuando llamamos a otro barco o a la marina,
de tal modo que la marina o el barco al que llamamos al contestar nos debe indicar el canal por el cual ha de seguir la conversación; 
ya que, para hacer llamadas se utiliza el canal 16 pero solo se usa para iniciar la llamada, salvo en casos de petición de ayuda o socorro o cuando lo ordena la costera.

Si tenéis que hacer conferencias telefónicas, normalmente la estación costera solicita datos de la estación que llama, tales como su número de facturación, teléfono de cargo y lo datos necesarios para atender la petición de servicio. Si estás en España es conveniente antes de empezar a utilizar una estación móvil, tratar con la oficina de la CT.N.E. para obtener un número de facturación. Son gente muy amable que te atienden rápido.

Cuando no se desea saturar el canal 16, las marinas y náuticos utilizan el canal 9 que está asignado a comunicaciones de tierra a barco o viceversa.  No obstante, siempre se escucha también por el canal 16; hay que recordar que este canal 9 no debe utilizarse para llamadas de barco a barco.

Los barcos deben estar atentos a el canal 16 y si se dispone de doble recepción se puede escuchar por un canal de los asignados a las comunicaciones «barco a barco» y no de los asignados a «barco tierra». Otros servicios tales como prácticos, meteorología o similares, utilizan también canales predeterminados.

Los equipos de VHF deben utilizarse principalmente para hablar con la costa y con otros barcos. Las ondas de los barcos se transmiten en línea recta por lo que su alcance es limitado, mejoraremos cobertura con una antena de altura.
No obstante a veces hay problemas de alcance, esto es debido a las condiciones climatológicas, por motivos geofísicos o por otros misterios de la naturaleza.

En cuanto a cuándo se debe hacer una llamada, los tres primeros minutos de cada hora no se deben hacer llamadas, salvo si se trata de una situación de emergencia o socorro, también los tres minutos siguientes a la media hora se respetan como minutos de silencio para dar preferencia a las llamadas de auxilio.

Procedimientos y disciplina radiotelefónicos

El empleo de estaciones de radio VHF debe usarse con prudencia para no interrumpir posibles llamadas de emergencia. Deben ocuparse los canales el mínimo tiempo posible, evitando cualquier conversación superflua, por supuesto, está prohibido dar datos falsos o no identificarse. La identificación de quien llama es siempre obligatoria en el mar.

Cuando un barco llama a otro barco, el barco llamado indicará al momento por qué canal se ha de continuar la comunicación. La dirección en una comunicación radiofónica marítima, la lleva la estación a la que se llama.

Cuando un barco llama a la estación costera, es la costera quien al responder indicará el canal por el que se ha de continuar la llamada, dirá si ha de mantenerse a la escucha en ese canal (stand by) y el número de turno que corresponde a quien ha llamado. (Por ejemplo: «SEA GIPSY, SEA GIPSY, SEA GIPSY, Canal 01, stand by turno 2») . En el caso de una petición de socorro, quien lo pide es quien dirige la comunicación es la única excepción a este principio: las llamadas de socorro.

Los mensajes que escuches por la radio, deben permanecer en secreto y no pueden ser divulgados ni utilizados para ningún fin por quien los escuchó. Las llamadas en el canal 16 no deben exceder de un minuto.

Llamadas de, socorro, emergencia y seguridad; tienen prioridad en ese orden

En el supuesto de que el canal 16 estuviese ocupado, ante una emergencia grave que requiera petición de socorro inmediato, se puede interrumpir la comunicación diciendo la palabra SILENS, al empezar la llamada y cuando se termina se cierra con las palabras SILENS FINI.

La llamada de socorro debe iniciarse con la palabra “MAYDAY”, que se debe pronunciar “MEYDEY”. Se repetirá tres veces.

A continuación se da el nombre del barco que pide socorro, «SEA GIPSY, SEA GIPSY, SEA GIPSY,” también tres veces,  seguidamente la posición en que se encuentra el barco y la razón de la petición de socorro con cualquier otra información que puede ayudar a el auxilio solicitado. La llamada se debe repetir a intervalos especialmente durante los periodos de silencio previstos (recordamos que son los tres primeros minutos de cada hora y los minutos 31, 32 y 33, es decir los tres siguientes a las medias).

La estación de radio VHF que reciba un mensaje de socorro deberá indicar que lo ha recibido dando el nombre del barco que está en peligro, diciendo a continuación su propio nombre, también tres veces y la palabra Recibido» o en el código internacional ROMEO, tres veces

En muy determinados casos, un barco puede pedir socorro en nombre de otro: sólo cuando el que está en peligro no está en condiciones de emitir. Si dispone de alarma deberá lanzar también la señal de Socorro

Las llamadas de urgencia, que deberán ser justificadas, se inician con la señal PAN, también dicha tres veces y a continuación el nombre de la estación VHF a la que se llama y el nombre del barco que llama, continuando como en las llamadas normales.

La llamada de seguridad se iniciará tan pronto se observe un peligro para la navegación y se iniciará con la palabra SECURITE. Se dirá tres veces, principalmente al terminar los periodos de silencio, salvo que la clase de peligro o su inminencia aconsejen hacerlo inmediatamente claro está!.

Y ésto es todo, solo recordarte que en nuestra tienda náutica disponemos de los mejores equipos de radio VHF náutica del mercado; un buen equipo de radio puede salvar muchas vidas.

Algunos consejos para la venta exitosa de tu barco

Es mucho más fácil comprar un barco que venderlo, supongo que es por eso que se ven muchos más artículos con consejos sobre la compra de un barco que sobre cómo venderlo. Para vender un barco se necesita tiempo, dinero, paciencia y encontrar al comprador adecuado. Cuando estás deseando comprar un barco más grande pero tienes que vender tu actual barco antes, la presión aumenta y la frustración también. Pero todo puede ser más fácil si sigues estos 7 consejos que te voy a dar a continuación.

– Limpiar a fondo y pulir, que el barco reluzca.

Un barco limpio y cuidado se vende antes, el aspecto de un barco es determinante para que el comprador se decida a comprar. Hay que arreglar lo que está roto, no esperes que el comprador empiece a presupuestar lo que tendría que gastarse a mayores si se decide a comprar tú barco; esa energía que tiene que gastar el comprador al hacer esas cuentas desinfla las ganas de compra.

Asegúrate que la sala de máquinas y la sentina no están llenas de aceite, grasa o partes a medio pintar, éste asunto es muy importante y muchas veces no se le da la adecuada atención; pero es como entrar en una casa que tiene moho en las paredes, los baños sucios y las alfombras llenas de grasa.

– Fijar el precio adecuado al valor real de su barco.

Si decides vender el barco por ti mismo tienes que hacer los deberes, hay que buscar en Internet barcos similares con las mismas características, del mismo
modelo y año.  Desde luego un
broker profesional de la compra/venta de barcos puede ayudarte mucho en esta tarea, al estar al día del valor real de los barcos en el mercado. No te engañes, no pienses que tu barco vale más que el resto; el mercado en un momento determinado es el que fija el precio. La tasación del barco por un profesional puede ayudarte a vender el barco antes.

– Toma unas buenas fotografías.

A los navegantes nos encanta ver fotografías de los barcos y de sus partes, cuanto más fotos, mejor. Toma fotos en general, no sólo en primer plano.

Hay que darse un paseo alrededor del barco y tomar un montón de fotografías desde diferentes ángulos del puerto, estribor, popa, través y arco. En los veleros, no olvides tomar fotos de la  vela mayor y del mástil. Si puedes hacer fotos de tu barco desde el agua y/o fotos del barco en el agua lejos del amarre, será mejor aún.

A continuación, tomar fotos del interior del barco. Antes de hacerlas, asegúrate de que el interior del barco está ordenado y limpio, y que todo lo que no se vende con el barco está fuera de la vista. En otras palabras, si no estás vendiendo esa televisión de pantalla plana del salón, no la fotografíes. Toma fotos de la electrónica, cabina delantera, sala de máquinas, motores, salón, camarotes, literas, etc. También necesitarás fotos del timón, del puente, de los asientos…etc.  Si el barco está en dique seco, tomar fotos de las hélices, timón, y/o quilla.

– Publicidad

Hacer publicidad para la venta de tu barco es vital, según donde coloques los anuncios podrás meter más o menos información. Y en cuantos más lugares puedas poner anuncios mayores serán las posibilidades de que el cliente ideal vea tu anuncio. Hay varios sitios web y foros que le permiten anunciar tu barco de forma gratuita. Las revistas de barcos usados ​​todavía son un buen lugar donde publicitarse, pero no te limites a ellas, son más difíciles de actualizar si quieres hacer cambios de precio, fotografías, etc.

El anuncio debe incluir una descripción completa del barco (al final del post te añado una lista de datos importantes para mostrar a posibles compradores), el número de horas de uso del motor y del generador, así como las fechas y notas sobre las reconstrucciones o arreglos importantes. Habla de tus buenas experiencias con el barco, cuánto tiempo has sido propietario del barco y cuenta porqué lo estás vendiendo, está bien decir que quieres hacerte con un barco más grande o incluso que quieres uno más pequeño.

Un buen cartel visible en el barco de -Se Vende- y por último, siempre es bueno crear un folleto o tríptico de venta para el barco y tener siempre copias a mano.

– Tiempo para la venta

La mayoría de los barcos se venden entre Marzo y Septiembre, con una calma a finales de Agosto y principios de Septiembre. Desde Abril a Junio, la gente está buscando, planificando la compra para antes de las vacaciones. Octubre y Noviembre se calma de nuevo. Si es posible, ten el barco en su entorno natural (el agua) para que se vea lo más bonito posible. De promedio, si el barco está en precio se tarda un año o dos en vender un barco. Sin embargo, algunos barcos llevan en venta más de 5 años. Todo depende del precio al que se quiera vender, lo limpio que esté, y lo bien que se anuncie.

– Contratar un Broker o no hacerlo?

Para vender un barco hay que hacer una tarea de investigación, promoción y demás.. inevitablemente.  Si no tienes tiempo para hacer la investigación, para escribir y colocar anuncios, para crear y poner letreros, coger llamadas y cerrar citas para mostrar el barco, un broker es la mejor opción para venderlo cuanto antes.

Un broker va a hacer todas esas tareas por ti, un broker tiene acceso a otros brokers y esto es muy importante para ampliar tu abanico de opciones. También un broker suele disponer de un sitio web privilegiado para poder mostrar los anuncios al que no puedes acceder si no cuentas con él. La mayoría de los brokers de barcos cobran una comisión del 10%, aunque algunos cobran menos. La mayoría de los  brokers realmente se ganan sus comisiones porque vender un barco trae consigo una ardua tarea.

– Ten cuidado con el mantenimiento y uso durante el proceso de venta

El seguro del barco debe estar vigente hasta que se cierre el trato. Mantén el área alrededor del barco limpia, los ojos de buey limpios, las baterías sin ácido, y que el moho no aparezca en cualquier lugar. Si estás mostrando el barco a algún posible comprador, saca el barco a navegar. Haz que los potenciales
nuevos dueños sientan el viento en su cara.

Ten los recibos a mano de cualquier cosa cara que hayas comprado para el barco y también las facturas de las reparaciones que hayas hecho. No utilices el barco después de haber firmado un acuerdo de compra/venta o si tienes un depósito del comprador.

 

Aquí hay una lista de datos que sería bueno que el posible comprador tuviera a la vista, ya sea en anuncios o en el folleto de venta del barco.

Lo esencial:

Nombre del barco

Tipo de barco

Año de construcción

Precio actual

Marca/fabricante

Modelo

Ubicación

Material de casco

Tipo de motor/combustible

Especificaciones e información adicionales

Especificaciones:

Constructor

Diseñador

Dimensiones

LOA (longitud total)

Máximo calado

Desplazamiento

Distancia del puente

Motores:

Marca del motor

Motor HP (potencia de caballo)

Modelo de motor

Velocidad de crucero

Velocidad máxima

Horas del motor

Tanques

Tanques de agua dulce

Tanques de combustible

Calentador de agua

Alojamientos

Otros: