CHALECOS SALVAVIDAS

Al tomar la decisión de abordar una embarcación, el patrón está en la obligación de realizar una lista de los elementos que están a bordo. Entre ellos, los chalecos salvavidas. Debes tener en conocimiento que si el patrón no lleva el número de chalecos de acuerdo a las personas que van a bordo, indica el certificado de navegabilidad del barco implica fuertes sanciones, además, pondría en riesgo la seguridad de los miembros de la tripulación, por ello, un buen patrón debe velar por la seguridad de su tripulación, pues es el máximo responsable, y debe tener siempre a la mano los chalecos salvavidas indicados.chalecos-salvavidas-D_NQ_NP_749062-MEC26921317108_022018-F.jpg

 ¿Para qué sirven los chalecos salvavidas?

Los chalecos están especialmente diseñados para mantener a la persona a flote en el agua e impedir que se ahogue. Los grandes materiales con los que están diseñados, logran que automáticamente la persona se coloque boca arriba y mantenga su boca y su nariz fuera del agua para evitar el riesgo de ahogamiento. Esto es lo primordial que realiza si, por cualquier motivo, la persona estuviese inconsciente en el momento de caer al agua. Estos chalecos no están diseñados para conservar el calor, por lo que, si existe el peligro de caer al agua fría, se debe poner una ropa protectora adecuada.

¿Qué tipos de chalecos salvavidas existen?

En la actualidad, gracias a los grandes descubrimientos de la tecnología, existen diversos tipos de chalecos que se adecuan a una situación en específico. Daremos dos ejemplos más comunes que se encuentran en abundancia en el mercado.

  • Chalecos salvavidas de una cámara: Es un chaleco de nailon con revestimiento de poliuretano, el cual se infla tras la inmersión en el agua, aunque también se puede inflar a mano tirando del cordón que lleva incorporado. Cuenta con un silbato, una anilla de izado, cintas de nailon y una hebilla para sujetarse a la persona que lo lleva puesto.
  • Chalecos salvavidas de doble cámara: Es un chaleco de nailon con revestimiento de poliuretano que se activan automáticamente en el agua, inflando el chaleco en cuatro segundos. Contiene tubos para inflarse con la boca, una correa de izado y una luz de seguridad que se activa al entrar en contacto con el agua.

¿Cómo usar los chalecos salvavidas?

Todos los chalecos están especialmente diseñados para funcionar de manera automática al caer al agua, aunque también se pueden inflar a mano tirando del cordón que llevan incorporado o por medio de unos tubos que permiten inflarlos soplando.

 

CHALECOS SALVAVIDAS DEPORTIVOS

Cuando salimos a navegar deportivamente, en nuestra cabeza, está la idea de salir a disfrutar de nuestra aventura con amigos y familiares; desconectarnos de la vida diaria y de los problemas cotidianos, pero sustos o malas experiencias pueden acabar con ese mal día, por ello, debemos primeramente contar con un buen patrón que vele por la seguridad de todos los tripulantes y desde luego tener  a la mano chalecos salvavidas deportivos para que la vida de los tripulantes no jueguen un papel desastroso. Son muchos los chalecos que existen, elige el que vaya acorde a las personas que van a bordo.22425-7223631.jpg

 ¿Existen tipos de chalecos salvavidas deportivos?

Indiscutiblemente, existen variedades de clasificaciones de chalecos salvavidas, pues existen unos para mantener a flote a personas que no saben nadar y otros que estos diseñados para quienes sí saben hacerlo. Existen chalecos tipo II y III. El chaleco tipo II se recomienda para principiantes y personas que no saben o no pueden nadar. Son tallas pequeñas, porque están diseñados más que todo para niños, y poseen un cuello que ayudan al niño a mantener la cabeza fuera del agua.Los tipo III están recomendamos para personas que se sienten cómodos en el agua y necesitan más libertad de movimiento.

¿Cómo elegir chalecos salvavidas deportivos para los tripulantes de la embarcación?

  • Debe estar a la medida de cada uno, pues las tallas varían según el peso y el tamaño.
  • No lo deberás comprar grandes, pues se podrían salir y suponer un riesgo para la salud de la persona.
  • Al abrocharse, el chaleco debe quedar ajustado al cuerpo y cómodo a la vez.
  • Si es para niños, deberás elegir un chaleco con cuello que soporte la cabeza y con cinta entre las piernas.
  • Escoge un color vivo para mayor visibilidad en el agua.

¿Cómo cuidar los chalecos salvavidas?

  • Guardar los chalecos salvavidas en un lugar fresco y seco cuando no los use.
  • Si se moja, deberá seguir las instrucciones del fabricante,retire el cabezal de disparoy cuelgue el chaleco para que se seque.
  • Deberá inspeccionar mensualmente los chalecos para detectar indicios evidentes de daño.Compruebe que este seco y limpio para volver a guardarlos.
  • Cada seis meses realice un examen más detallado para buscar posibles deterioros y daños.
  • Compruebe que las válvulas estén operativas.
  • Cada 12 meses envíe el chaleco al proveedor para que realice una revisión completa.